jueves, 11 de junio de 2009

EL JUEGO PARA PIAGET

Para Piaget el juego es una actividad que tiene un fin en sí misma. En ella no se trata de conseguir objetivos ajenos; el propio juego debe ser un placer para el niño.
El juego es natural y espontáneo. Para el niño el juego implica una liberación de los conflictos.
Desde la perspectiva de Piaget se clasifica al juego en cuatro categorías:
  • El motor correspondiente al periodo sensorio-motor
  • El simbólico, correspondiente al preoperacional
  • El de reglas, perteneciente al periodo operatorio
  • El de construcción, perteneciente también al operatorio y al formal.
Los juegos de reglas tradicionales tienen un importante componente motor y presuponen una representación colectiva del significado de sus acciones. Ambos aspectos, tanto el motor como el simbólico están subordinados a la regla.
Los niños empiezan a participar en este tipo de juegos a partir de los seis, siete años. Ejemplos: juegos como la mancha, las escondidas, saltar la soga, los dados, las figuritas.
De acuerdo a las investigaciones de Piaget, sabemos que a partir de los siete años los niños no solo son conscientes de que hay que jugar con reglas sino que tratan de unificarlas y saben que no pueden modificarse.

Entre los cinco y nueve años, las reglas son sagradas e intangibles. Tiene un origen adulto y por lo tanto no se pueden modificar.
Entre los diez y doce años las reglas se convierten en una norma aceptada libremente por los jugadores, producto del mutuo acuerdo entre partes, siempre que los jugadores asi lo dispongan y logren unanimidad.

Los juegos de construcción están presentes en cualquier edad. Son juegos de habilidad y creación en los que se reconstruye el mundo en pocos elementos y en los que las reglas consisten precisamente en eso: reproducir el mundo haciendo automóviles, aviones barcos, edificios, personas.
A medida que los chicos van creciendo buscan que su juego se parezca cada vez más al mundo real. En realidad el objetivo se aleja de lo que llamamos mero juego y se acerca a lo que llamamos trabajo.
Para el desarrollo de la capacidad de construir es necesario un buen desarrollo motor, capacidades de representación y para seguir reglas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada